Las empresas nacen con un propósito, un objetivo. Este les permite seguir adelante día tras día y darle sentido a su actividad. Es por eso por lo que todas las organizaciones se plantean una misión, una visión y unos valores para conseguirlo.

En Consmevi S.L. también lo hacemos. Hace unas semanas hablamos sobre nuestros valores en la noticia “Los valores de Consmevi S.L.” que puedes leer haciendo clic aquí. Hoy hablaremos sobre nuestra misión i visión, y como de importantes son en nuestra actividad diaria.

¿QUÉ ES LA MISIÓN I VISIÓN DE UNA EMPRESA?

Antes de empezar a hablar sobre la misión y la visión es necesario conceptualizar los dos elementos.

La misión de una empresa comunica y define la actividad de la organización. Es la función que se espera cumplir en el presente. Este es concreto, preciso, específico y habla del presente, actividad actual de la empresa.

Por lo contrario, la visión representa una proyección de futuro de la empresa: qué pretende alcanzar en un futuro la organización, su objetivo final, por lo que fue creada. Esta visión es clara, gráfica y global.

MISIÓN I VISIÓN DE CONSMEVI

Ahora sí, la misión y visión de Consmevi S.L. son:

Misión: Consmevi es una empresa dedicada a la más amplia variedad de creaciones para usos comerciales, industriales y también atendiendo al cliente particular.

Visión: Consmevi cuenta con un amplio equipo de profesionales y una infraestructura en continuo crecimiento, tecnológicamente adecuada para satisfacer las necesidades de los clientes, como base la calidad en el servicio.

Como vemos, en Consmevi S.L. también utilizamos la misión y la visión como elementos de referencia para el día a día de la actividad de la empresa. Nos permite tener claro cuáles son nuestros objetivos y hacia dónde queremos ir. Nuestra misión y visión son aplicadas diariamente utilizando nuestros valores.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE DE TENER UNA MISIÓN I VISIÓN DEFINIDAS?

La definición de la misión y visión es mucho más que una acción teórica. Como hemos comentado antes, permite mostrar claramente la situación actual de la empresa (a qué se dedica) y hasta donde quiere llegar (cuál es el objetivo final de la organización).

Tener claros estos conceptos permite crear una hoja de ruta y no perderse por el camino. Con una misión y visión previamente definidas es mucho más fácil desarrollar la actividad diaria de la empresa, porque se tiene claro que se quiere conseguir.

Esto ayuda a no perderse en actividades que no responden a estos elementos pactados, consiguiendo ser más efectivos al alcanzar nuestro propósito.

Si compartes nuestra misión y visión y quieres consultar algún proyecto, no dudes en contactarnos haciendo clic aquí  en nuestro formulario, nuestro equipo se pondrá en contacto lo más pronto posible.